ReMemory; Tecnología para luchar contra el Alzheimer

“Los grandes retos a los que se enfrenta nuestro sistema de salud actualmente son: el incremento de las enfermedades crónicas, el envejecimiento de la población y la sostenibilidad del sistema sanitario. El panorama sanitario del siglo XXI comporta retos que las nuevas tecnologías pueden contribuir a solventar”.

ReMemory
Foto: ReMemory

Así lo ha asegurado la Dra. Maite Garolera, Responsable de la Unidad de Neuropsicología y del Grupo de Investigación Brain, Cognition and Behavior: Clinical Research del Consorci Sanitari de Terrassa (CST), en su intervención en el Women 360° Congress, que tuvo lugar el pasado 31 de mayo en el auditorio de Gas Natural Fenosa en Barcelona.

La Dra. Garolera habló de los retos que las tecnologías pueden contribuir a solventar, aportando modelos complementarios de atención sanitaria.

Estos pueden contribuir a modificar el intercambio de información y aumentar la eficacia y la eficiencia de los recursos de salud. También explicó el proyecto ReMemory, en el que su Grupo usa la tecnología contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

En España, el 39% de los ciudadanos tiene una enfermedad crónica y estas representan entre el 70 y el 80% de gasto sanitario. En la actualidad, más del 30% del presupuesto público de Cataluña se dedica a la atención del paciente crónico.

La cronicidad incrementa con la edad y, con ella, aumenta exponencialmente la posibilidad de padecer de una enfermedad crónica.

La población envejecida y por tanto potencialmente pluripatológica no para, ni está previsto que pare de crecer. En 2050 se estima que 1 de cada 10 europeos rondará los ochenta años.

Otro de los grandes retos asociados al envejecimiento poblacional es la demencia. Se estima que en España hay actualmente uno 400.000 enfermos, cifra que se cuadruplicará en los próximos 50 años.

Es necesario hallar soluciones que contribuyan a lograr que el sistema sanitario pueda ser sostenible en el futuro. La tecnología puede ser un instrumento para mejorar la salud, bajar el coste e incrementar los cuidados de la población.

Las TIC pueden aportar modelos complementarios de atención, más asequibles y equitativos. Pueden contribuir a modificar el intercambio de información y aumentar la eficacia y la eficiencia de los recursos de salud.

La telemedicina, la big data para el análisis de información, los serious games y las aplicaciones de salud irrumpen para ofrecer nuevas formas de atención al paciente.

En el contexto de las enfermedades neurodegenerativas que afectan a la cognición, el grupo de investigación de la Dra. Garolera está desarrollando diferentes soluciones tecnológicas. Una de ellas es el programa ReMemory.

Se trata de un tratamiento cognitivo innovador, desarrollado con tecnología lifelogging (capturar imágenes del día a día con cámaras portables).

El objetivo es estimular la reexperimentación autobiográfica y mejorar la memoria de las personas con deterioro cognitivo.

El proyecto está especialmente orientado a las personas con deterioro cognitivo leve de tipo amnésico y que están en la fase previa a la demencia por enfermedad de Alzheimer.

Con este tratamiento se utiliza información diaria que recoge el paciente con una cámara portable para poder estimular la memoria. “Al ser con material propio, reciente en el tiempo y con un alto componente emocional, provoca una activación multimodal del cerebro y por eso puede estimular la memoria e incrementar el bienestar emocional”, asegura Garolera.

Puede ser beneficioso tanto para las personas que están en la fase previa al inicio de una enfermedad degenerativa que afecta la memoria, como el Alzheimer, como para las personas con quejas cognitivas.

El proyecto ha empezado ya su ensayo clínico. El objetivo es probar su eficacia como programa innovador de tratamiento no farmacológico para estimular la cognición. Y, por supuesto, encontrar una nueva herramienta en la lucha contra el Alzheimer, entre otras enfermedades.

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

¿Te gusta?