Mujeres Freelance ¿somos el motor de la economía del cambio?

Mujeres freelance, ¿somos el motor de la economía del cambio?Mujeres freelance, ¿Somos el motor de la economía del cambio?

“Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien…”

Una habitación propia (1929). Virginia Woolf

SER

Ser freelance es un estilo de vida, una filosofía de trabajo basada en la independencia económica, la autonomía intelectual, en la libertad de movimiento y en la integración constante de nuevos conocimientos y habilidades técnicas, estratégicas. Muchas millennials son freelance o knowmads (nómadas del conocimiento)  y cada vez hay más mujeres adultas que descubren las ventajas profesionales que ofrece.

MÁS VISIBLES

Estas letras van dirigidas a miles de mujeres freelance que están en activo en el mercado laboral. Mi objetivo es poner en valor su trabajo y visibilizar su gran aportación en los procesos de digitalización e innovación en las empresas. Este colectivo ejerce sus profesiones como una forma de ser y estar en el mundo, interactuando con los distintos operadores empresariales de innovación y ecosistemas de emprendedores, generando nuevos espacios de co-creación sin restar importancia a algo más necesario que nunca para las mujeres, llevar una vida saludable y plena ¡Pues claro que se puede! Para lograrlo, como en todos los retos que nos proponemos en la vida, se requiere de información, conocimientos y una actitud con sólidas convicciones…Hay que prepararse, estar muy activa en redes sociales, entrenar las habilidades e incorporar nuevas, y no hay que olvidar participar y compartir en red, en clústers de especialización, o con partners con los que puedes colaborar en proyectos.

Un tiempo para pensar, otro para prepararse e interactuar con entornos cambiantes.

EL ECOSISTEMA DE LAS FREELANCE

Quisiera poner el foco de atención en el aumento de mujeres freelance en los últimos años, pese a los escasos recursos que hay en España para poder desempeñar esta forma de trabajar que paradójicamente es una de las más demandadas por las empresas.

Las ventajas

Las ventajas para las mujeres son muchas, pero hace falta otra mentalidad desde la administración y más facilidades.  Ser freelance conlleva disciplina, organización, diversidad de habilidades, contención del gasto y cumplir plazos, a lo que la mayoría de mujeres solemos estar muy acostumbradas.

Destaco algunas de ellas: Lo bueno de esta forma de trabajar es que no hay jefes, tú lideras, y decides con quién quieres trabajar y marcas tus ritmos y las condiciones a los clientes. Dependen de ti qué tipo de relación construyes con cada cliente, la confianza es un vector crucial. Para las freelance la tecnología se ha convertido en una fiel aliada, hay que saber manejarla para que se convierta en una auténtica herramienta profesional que te aporte clientes y rendimiento en cada proyecto. Otra ventaja central es que puedes crear un espacio para ti, para cuidarte sin estar limitada por horarios laborales rígidos, así no hay excusas, para no ir al gym o salir a correr, puedes llevar una vida más saludable. Las freelance suelen estar más abiertas a la creatividad, esa inspiración de trabajar en cada proyecto y con cada cliente como una experiencia nueva, diferente, compartida en la que aprendes y das lo mejor de ti.

Los obstáculos

Lo negativo viene dado casi siempre por el propio sistema…

Pero también hay una lista de asignaturas pendientes con respecto a ofrecer mejores recursos y servicios a las freelance en la España del Siglo XXI que alardea de ser un país que apuesta por el empoderamiento de las mujeres y el emprendimiento de las jóvenes emprendedoras, aunque los datos no acompañen esta ilusión.

Según el Informe Mundial GEM, la tasa de actividad emprendedora en España se ha situado en el 5,7%. La cifra se sitúa por debajo del dato registrado en Europa, que fue del 7,8%. En lo que respecta a las expectativas de crecimiento, cuestión importante, España ocupa los últimos puestos a nivel mundial, con Italia y Grecia, con un índice del 8,7%. Del mismo modo, se encuentra muy alejada de la media de Europa, que es del 20,7%. Personas expertas en la materia como Maravillas Rojo por poner algunos ejemplos de reconocido prestigio, opinan que en España debe producirse una coordinación entre las iniciativas gubernamentales llevadas a cabo para impulsar el crecimiento. También hace una llamada de atención a la falta de educación emprendedora en la escuela. Les recomiendo esta completísima Entrevista en la que Maravillas Rojo habla sobre los retos de emprender.

Me aventuro a dar algunas pistas de cómo los dirigentes políticos podrían contribuir con sus acciones, desde los distintos niveles de las administraciones públicas, a mejorar las condiciones profesionales del ecosistema freelance, porqué es verdad que no todas las freelance son emprendedoras, pero sí son profesionales independientes, autónomas que operan en el mercado compitiendo como el resto de pymes.

Primero: Hay que minimizar la Burocracia y disminuir las Cuotas de Autónomos.

Contexto

Las mujeres Freelance que yo conozco y les aseguro que son muchas, superan los 30 años de edad y comienzan a ser más visibles en el mercado como consecuencia de la crisis económica y de la quiebra de empresas que ha expulsado a más mujeres al paro, deciden probar suerte en solitario, muchas rondan los 40 y tantos…

“Trabajar por cuenta propia” como se dice sin el eufemismo anglicista, se ha convertido en una salida para superar la parálisis laboral, pero no es fácil, hay ciertas dificultades, aunque los beneficios que reporta son altamente satisfactorios si se consigue.

Son muchos los mensajes que se lanzan desde diversas tribunas mediáticas, bien por dirigentes políticos, bien por actuales gobernantes “en funciones” de crear empleo a través de emprender, de estimular las altas de autónomos para fomentar la cultura freelance, pero insuficientes las políticas activas que se están llevando a cabo para hacerlo posible realmente.

Otro de los obstáculos es que el perfil de la empresa española, en general, posee una mentalidad machista, aún es muy intenso el sesgo de género en los procesos de selección y contratación, a pesar de que las grandes compañías de “recruitment” están contribuyendo a superar este lastre social. No voy a entrar otra vez en las diferentes brechas de género en el mundo laboral y/o en las profesiones independientes, pero esto sigue siendo un escollo para el desarrollo de la mitad de la población del país, las mujeres. No obstante, hay iniciativas impulsadas por instituciones locales que están logrando un gran impacto en la práctica laboral.

Se agradecen conceptos como la Escuela de Mujeres emprendedoras de Barcelona Activa, (Es curioso, que la idea original surgiera de una mujer excepcional, Maravillas Rojo y hoy renueva su liderazgo con otra mujer al frente de su dirección, la Dra. Sara Berbel) desde mi punto de vista, es uno de los Iconos en la formación de talentos y como instrumento de palanca imprescindible para potenciar una mayor empleabilidad femenina en España.

Pero como digo, si pasamos de los casos excepcionales y volvemos a lo general…España es uno de los países de la Unión Europea con la cuota de autónomos más alta y esto provoca grandes dificultades a las mujeres que eligen emprender a edades avanzadas (Entre las más jóvenes de 18 a 25 años desgraciadamente, el 50% está sin empleo o estudiando en el mejor de los casos) un colectivo castigado por demasiados obstáculos y riesgos. Todo buen gestor público con experiencia en la materia sabe que las mujeres adultas que se quedan sin trabajo, comienzan a salir de ese estado de crisis, a través del reciclaje formativo y digital y dándose de alta como autónomas para trabajar de forma independiente hasta recuperarse y si es el caso, emprender un negocio propio.

Burocracia y Cuotas

Las comparaciones son odiosas, pero lo cierto es que “la tarifa plana para autónomos de España” (sólo para unos tramos de edades) se queda muy corta y lejos de los estándares europeos, dónde sí hay verdadera cultura de Freelance y por consiguiente, los gobiernos son más flexibles y rebajan la cuota de autónomo al 50% (a todos los tipos) u ofrecen otras ventajas, al menos, para dar aliento a la emprendedora en potencia que sueña con crear su propia empresa algún día, a través de esta filosofía de trabajo. En España hay otras voces, desde la política, que están comprendiendo la necesidad de hacer cambios en este sentido. Les recomiendo leer las aportaciones que ha realizado Carles Campuzano, un gran conocedor de la realidad de las personas autónomas.

Y como hablamos de datos: aquí algunos para el contraste de los distintos modelos:

autonomos maria
Fuente: Infoautónomos

La conclusión es bien sencilla, en España “las freelance” pagan una cuota excesivamente alta. Da igual que una autónoma genere 10.000€ que 500€ que tod@s deben pasar por caja desembolsando al mes 264€, se ingrese o no, y es aquí dónde está el lastre que impide que esto sea una auténtica lanzadera económica. A esto, hay que sumarle los costes cada tres meses para  declarar el IVA y el IRPF, independientemente de que se hayan cobrado o no las facturas. Aportar soluciones en esta dirección, estoy convencida que contribuiría a paliar los efectos de la crisis actual con unos índices de paro muy elevados de mujeres entre 30 y 50 años. Créanme si les digo que dar oxígeno a este tramo de población potencialmente activa sería muy enriquecedor para el país. Cuándo el número de mujeres ocupadas aumenta, las economías crecen Informe: ONU Mujeres

Mientras esta realidad que afecta a una gran base de población femenina susceptible de ser activa en el mercado laboral no se aborde con rigor y tesón para aportar soluciones, a España se la seguirá identificando como a un país que no sabe aprovechar la riqueza de sus recursos humanos.

Segundo: Ser mujer y Freelance no debe ser sinónimo de precariedad

El “precariado” es el nuevo virus social del que todas las personas intentan inmunizarse. La precariedad femenina en España es una realidad, no importa a qué extractos sociales afecte, ya es intergeneracional y transversalmente sociocultural. Aquí 14 gráficos que demuestran cómo la desigualdad lleva a la precariedad y pobreza de las mujeres.

Huelga decir que si eres mujer y freelance en algunos sectores empresariales aunque tengan cultura de trabajar con este tipo de profesionales, hay resistencias a contratar a mujeres. Del mismo modo que varía el pago por los servicios, ahí también se agudiza la brecha salarial de las mujeres profesionalmente independientes.

A veces tengo la sensación de que es la mentalidad machista del sistema androcéntrico imperante de esta sociedad la que en verdad penaliza a las mujeres que deciden ser “independientes” y no tener a ningún hombre que las dirija desde una posición superior. Algún día profundizaré más sobre este tema que ahora es sólo una sospecha.

Por ello animo a las freelance a “Envalorarse” como suele decir una buena amiga. Saber dar valor a tu trabajo es crucial. Nadie mejor que tú conoce cuál es el valor/precio de las horas que dedicas a cada proyecto. Suele ocurrir que la vida ahí fuera es dura y muy competitiva, hay que luchar cada día para salir adelante, hacerse valer y facturar, porque luego hay que pagar impuestos y vivir. En las últimas décadas se demuestra que la felicidad de las mujeres en el mundo, está estrechamente relacionada con el SER económicamente independientes para poder llevar la vida que deseen.

Y frente a la amenaza de la precariedad, salidas

Siempre hay oportunidades. Una de ellas es la cooperación con otras personas profesionales y creativas que te pueden aportar otros conocimientos y experiencias. Como dependes de ti, te has de buscar la vida para encontrar soluciones a todos los obstáculos que se presenten, esto suele hacernos más fuertes y sobretodo realistas. En mi opinión,  gran parte de la solución para superar la precariedad está en las redes de contactos, empresas, profesionales que te conocen, y te recomiendan para poder trabajar en otros proyectos de forma colaborativa.

 

EL FUTURO SERÁ FREELANCE

Un estudio de InfoJobs revela que en la actualidad el 65% de las empresas españolas contratan entre tres y diez freelance por año, esto es un claro indicador.

Si leemos las tendencias globales  veremos que en el Mercado Laboral la figura del freelance será clave para las empresas en todo el mundo, pero no cualquier perfil de freelance. La sociedad líquida en la que vivimos exige un cambio de mentalidad en las empresas (digitalización, apertura, flexibilidad, y entornos saludables) así como en la de las personas trabajadoras. La mentalidad -y actitud- que mejorará su empleabilidad es la mentalidad knowmad, como decía anteriormente, hay que prepararse bien y no parar de aprender, integrando nuevos conocimientos, técnicas y habilidades, porque el mercado se volverá más competitivo.

Pero igualmente digo, que hay que exigir que el sistema de trabajo sea más equitativo, menos desigual y sin el sesgo de género. España debe superar la división sexual del trabajo que aún está latente en sus estructuras y que es sobre la práctica, en la realidad actual, el verdadero techo de cristal de las mujeres.

El cambio de paradigma debe llegar desde un enfoque innovador y humanístico a la vez. Estoy siguiendo con gran interés a través de jóvenes emprendedoras como Francy Gabetti las ideas del Capitalismo Consciente.

Y acabo. Las freelance en este contexto de alta digitalización, flexibilidad  conocimientos y gran competitividad en un mundo globalizado, deben ocupar su espacio en el mercado y competir en las mejores condiciones. Es necesario que los gobiernos también se impliquen e inviertan en futuro apostando por mejorar las prestaciones sociales y laborales de este grupo profesional que suscita tanto interés para el sector empresarial.

Si el Futuro será Freelance, las mujeres pueden encontrar en esta filosofía de trabajo una oportunidad para su empoderamiento y desarrollo profesional, y las redes de colaboración con otras mujeres emprendedoras y empresarias, ser una potente herramienta de crecimiento e innovación.

Maria-Freiria SEscrito por María Freiría para dDermis Magazine. Social Media Marketing & e-Business

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter