El trauma, muy presente en la vida de las mujeres con adicción al alcohol

El consumo de alcohol en las mujeres ha aumentado considerablemente en los últimos años. Por primera vez, en 2016, el número de mujeres que solicitaron ayuda para dejar de beber superó al de los hombres, según los últimos estudios.

Haber sido objeto de abusos en la infancia de carácter físico y sexual, así como otros traumas de alto contenido emocional suelen ser un factor desencadenante del alcoholismo femenino.

Así lo revelaron más de la mitad de las mujeres que pidieron ayuda en el último año en la clínica Triora, especialista en rehabilitación de adicciones. Triora ha analizado las entrevistas de primer ingreso y los expedientes clínicos para detectar las principales causas que pueden haber desencadenado esa adicción.

Aunque se conoce que el consumo de alcohol y drogas es un factor relacionado con la generación de eventos traumáticos, el director médico de Triora, Joaquín Descals, explica:

“Me sorprendió que fueran más de la mitad de las pacientes quienes reconocían haber sufrido este tipo de trauma, considerando los bajos porcentajes de denuncias por abusos a niños en España, un problema que sigue socialmente silenciado pero tiene consecuencias muy graves en el desarrollo emocional”.

Queda claro entonces, que la relación entre el pasado de la mujer y sus hábitos de beber es muy importante. Más allá de particularidades como la edad, la educación, el empleo o incluso el estrés, las mujeres alcohólicas que sufrieron este tipo de traumas en la infancia suelen mostrar mayor dependencia a las sustancias alcohólicas que las que no la padecieron.

Además, este tipo de acontecimiento traumático es más prevalente en mujeres que en hombres con la misma adicción. En estos casos, la adicción aparece a edades muy tempranas y no es hasta años después, en la mayoría de los casos, que estas mujeres piden ayuda y se ponen en tratamiento.

Se trata de mujeres con patrones de vida similares, con más probabilidades de pasar por una separación de pareja y otros problemas familiares, consumen alcohol para relajarse y conseguir vincularse con los demás.

mujeres con adicción al alcohol

Mayor riesgo para las mujeres

Las características del alcoholismo difieren entre hombres y mujeres, a nivel biológico.

En el caso de las mujeres, el problema específico puede verse incrementado, debido a una mayor sensibilidad a sus efectos; lo absorben más rápido y lo metabolizan de forma más lenta, debido a que tienen menos masa corporal que los hombres, eso dificulta la dispersión y metabolización del alcohol ingerido.

De este modo, la misma cantidad de alcohol puede provocar en la mujer una mayor concentración sanguínea y que los efectos sean más nocivos, con un mayor riesgo de desarrollar daños hepáticos, cerebrales y cardíacos.

Incluso, algunas investigaciones han relacionado el consumo frecuente de alcohol de las mujeres con un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

 

¿Qué hacer?

La asociación entre el trauma y el alcohol sigue siendo un reto a la hora de establecer un diagnóstico y una intervención terapéutica a pacientes alcohólicos.

Las diversas particularidades que presenta la dependencia alcohólica en estos casos influyen en los mecanismos de prevención, intervención y tratamiento, que deben ser más específicos y adaptados.

Es necesario revisar en profundidad las características del alcoholismo en mujeres para lograr una detección temprana de los problemas relacionados con esta adicción y el desarrollo de intervenciones adaptadas a sus necesidades particulares.

También, se debe prestar especial atención a determinados factores de riesgo. Algo que puede ser determinante para su recuperación y prevención de recaídas.

Según Descals, “en estos casos, cobra una gran importancia el diagnóstico precoz y la instauración de un tratamiento lo antes posible, que no se base únicamente en el autocontrol, sino que intervenga en los traumas físicos y sexuales de la forma más cercana y respetuosa posible”.

Asimismo, el especialista destaca que “una vez desintoxicada la paciente, el abordaje del alcoholismo debe realizarse atendiendo al malestar psicológico derivado de este trauma”.

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

¿Te gusta?