El impacto del Big Data en un nuevo modelo de Salud

El Big Data presente y futuro en la era digital

El impacto del Big Data en un nuevo modelo de SaludEs interesante conocer las previsiones de futuro en tecnología para saber cómo va a evolucionar la salud ante este panorama de desarrollo de base tecnológica hacia una digitalización cada vez mayor.

  • En el 2020, más de 30 mil millones de dispositivos estarán conectados a Internet.
  • El 73% de las organizaciones mundiales están invirtiendo o tienen planificado invertir en Big Data en los próximos dos años
  • Las áreas donde el Big Data ha demostrado ser un gran aliado de las empresas son en la mejora de la experiencia de cliente y en la mejora de la eficiencia de los procesos de negocio.

El pasado año se descargaron 44 millones de aplicaciones relacionadas con la salud, mientras que se prevé que las inversiones en el sector crezcan en un 45%.

Pero ¿Qué es el Big Data?

Big data, macrodatos o datos masivos es un concepto que hace referencia al almacenamiento de grandes cantidades de datos y a los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos.

“Los datos masivos están presentes cada vez más en nuestras vidas, y su forma de utilizarlos implica cambiar nuestra mentalidad: de la causa a la correlación”  Viktor Schönberger autor de “La revolución de los datos masivos” La cuestión es cómo acceder, distribuir y utilizar esta vasta cantidad de datos “no estructurados

Aplicaciones del Big Data en la Salud

Los avances tecnológicos están generando nuevas avalanchas de  datos de todo tipo que provienen de los más variados dispositivos, sensores, fitness, aparatos médicos diversos, datos hospitalarios… y a ellos se suman los datos procedentes de los medios sociales (redes sociales, blogs, wikis, podcast…), de los teléfonos inteligentes, de áreas tan voluminosas como importantes tales como genérica y genómica, etc.

El verdadero cambio de paradigma en la salud vendrá a través del rol que jugará el paciente respecto a su propia enfermedad, a través de la tecnología el paciente recuperará el poder en el proceso/tratamiento, pudiendo acceder a la información en tiempo real sobre su estado de salud gracias a todo tipo de sensores (wearables , Smartphone, smartwatch).

El modelo sanitario y en el general el sector de la salud, es uno de los sectores donde big data está teniendo mayor impacto en la actualidad y donde sus aplicaciones crecerán de un modo espectacular, tanto para el área médica, como también para las áreas de análisis de datos (historias médicas, análisis clínicos…), la gestión de centros de salud, la administración hospitalaria,  la documentación científica (generación, almacenamiento y explotación)…

Los pacientes, las clínicas, los hospitales tienen cantidades masivas de datos clínicos, en formatos escritos en papel o electrónicos pero que permanecen sin utilizar por la dificultad e imposibilidad material de “digerirlos” de forma efectiva, por muy buenos deseos que pueda tener el equipo sanitario.

Lo cierto es que  esta dificultad puede tener consecuencias tanto en el control del gasto médico como en la mejora de las tasas de mortalidad.

Se ha demostrado en diversos estudios que el Big Data representa una oportunidad para los innovadores y todos los que se preocupan por la salud, aumentan substancialmente  la posibilidad de obtener información más efectiva de los datos y menores tasas de mortalidad de los pacientes.

Estudios realizados Big Data

Una de las principales conclusiones extraídas de este estudio es que la inversión en Big Data de los próximos años irá enfocada a analíticas, predictivas mayormente, pero también a la interoperablidiad para el proceso de compartir los datos.

Los puntos más importantes de la medicina personalizada son la genética, la epigenética, la genómica, el Big Data y la colaboración, que conllevaría un menor coste sanitario, menos tiempo y una mejora de los resultados al ser mucho más eficaces los tratamientos y la prevención.

La medicina personalizada se basa en datos de los pacientes, por eso juega un gran papel la regulación y privacidad de estos datos. Según el estudio, compuesto por 120 profesionales de ocho países de Norteamérica y Europa, sólo un 30% de los encuestados asegura poder proteger la identidad de los pacientes.

Nos encontramos ante un cambio en el modelo tradicional de la sanidad. El Big Data y el análisis de datos ofrecen a las empresas y al sector público soluciones adecuadas para satisfacer las necesidades de sus clientes.

Los profesionales de la salud son conscientes de que representa una revolución en la sanidad pública y privada. El uso de sensores, wearables, móviles y otras herramientas que ayudan a recabar información, permiten hacer estadísticas e incluso realizar diagnósticos y tratamientos en detalle.

Con estas tecnologías, podríamos enriquecer nuestro historial médico y monitorizar el propio estado de salud.

El Big Data en el sector de la salud pretende conseguir que los pacientes puedan tener acceso al mejor conocimiento médico posible,

lo que cambiaría la forma que hasta ahora teníamos de ver la medicina, cuanto mayor es el conocimiento y la información de las personas sobre su estado de salud, más consciente es de la importancia de la prevención y de todo lo que debe hacer para prevenir enfermedades o patologías de todo tipo.

El futuro de la medicina está en la prevención y el Big Data es un recurso valiosísimo para la eficacia.

Pero el reto, sin duda será qué modelo de salud se va a desarrollar, las sociedades más avanzadas están ya en el camino hacia la salud participativa y colaborativa entre centros privados, salud pública y pacientes.

 

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter.

¿Te gusta?