Fitoterapia para piernas cansadas

Fitoterapia para piernas cansadasFitoterapia para piernas cansadas. ¿Quién no ha deseado alguna vez poder colgarse las piernas a la espalda? Los trastornos circulatorios de las piernas afectan a un amplio sector de la población y, según los estudios epidemiológicos, se calcula que cerca de un 80% de los adultos padecen a lo largo de su vida de piernas cansadas y/o de otros problemas relacionados con insuficiencia de circulación venosa. Este problema se acentúa en verano debido a que el calor dilata los pequeños vasos sanguíneos (capilares), lo que dificulta aún más el proceso circulatorio.

En las piernas, el retorno venoso hacia el corazón se realiza contra la fuerza de la gravedad, mediante un sistema de “ingeniería altamente especializada” que combina la acción de los músculos, que al contraerse impulsan la sangre hacia arriba, y un sistema de válvulas que se abren como compuertas para permitir su ascenso y se cierran, cuando el músculo se relaja, para impedir el reflujo de la sangre hacia abajo. Cuando este sistema no funciona debidamente, se produce la insuficiencia venosa. Sus síntomas en las piernas son pesadez, cansancio, dolor, hormigueo, calambres nocturnos, sensación de calor, prurito (picor), hinchazón de pies y tobillos, dilataciones venosas, aparición de “arañas vasculares” (venillas de color rojizo en la superficie de la piel) y celulitis. Si el problema no se soluciona se producen varices y sus posibles complicaciones.

Las mujeres están más predispuestas debido a factores hormonales, a los embarazos, la constitución individual, la herencia, la obesidad y el estreñimiento. Aunque cada vez más hombres sufren también problemas de insuficiencia venosa, sobre todo aquellos que por su actividad profesional deben permanecer largas horas de pie. Factores agravantes son el uso de prendas de vestir demasiado ajustadas, el uso de tacones muy altos o muy bajos, permanecer de forma prolongada de pie, el sedentarismo, algunos anticonceptivos y el abuso de alcohol y tabaco.

Es imprescindible corregir los malos hábitos (alcohol y tabaco), alimentarse equilibradamente y evitar el sobrepeso y el estreñimiento.

La Fitoterapia para piernas cansadas, como el tratamiento, con plantas medicinales venotónicas constituyen una gran ayuda. Éstas favorecen la circulación venosa y evitan que los capilares se dilaten, aumentando su resistencia y mejorando su permeabilidad. Plantas con acción venotónica, antiinflamatoria y antiedematosa son el rizoma y las raíces del rusco, las semillas del castaño de indias, las hojas de hamamelis, las hojas de la vid roja, las hojas del ginkgo biloba o los frutos del ciprés. Estas plantas pueden tomarse en infusiones, cápsulas, grageas o gotas y asimismo aplicarse en forma de cremas y geles con un masaje suave sobre las piernas de abajo hacia arriba. En forma oral pueden estar contraindicadas en ciertos estados fisiológicos o interaccionar con algunos medicamentos, en la farmacia le aconsejarán aquellos productos de fitoterapia más indicados teniendo en cuenta su situación general de salud y los medicamentos que pueda estar tomando. En el caso de varices, o si los síntomas persisten, debe consultarse siempre al médico.

¿Te gusta?