Entrevista a Mónica Seara Fundarora de Humanas Salud Organizacional

Entrevista a Mónica Seara Fundarora de Humanas Salud OrganizacionalMónica Seara, estudió  Ingeniería Técnica en Mecanización Agraria y Construcción Rural por la USC. Máster de PRL, Máster Desarrollo Personal y Liderazgo (UB) y Máster en Dirección de RRHH (EAE).

¿Cuál es el principal cambio organizacional que deben abordar las empresas y las instituciones para ponerse al día frente a los nuevos retos?

Hablaría de la flexibilidad, en todos los sentidos, primero de mentalidad, las estructuras mentales rígidas en un momento en que los cambios se producen a mayor velocidad que nunca nos obliga a ser ágiles y abiertos en nuestros pensamientos y acciones, debemos romper muchas de las creencias que hasta ahora nos han gobernado,

¿En qué consiste la mediación en la empresa?

La mediación la podemos aplicar a distintos escenarios dentro de la organización, una parte que todo el mundo conoce es en el caso de despido; cuando el trabajador no está conforme y denuncia a la empresa es habitual hablar de mediación, pero igual es más desconocida la mediación de conflictos en el entorno de trabajo, cuando existen posiciones enfrentadas entre departamentos o personas que hacen que se instaure un mal clima laboral. La mediación y resolución de conflictos se establece para limar esas asperezas, para aprender a llegar a acuerdos y remar todos en la misma dirección.

Entrevista a Mónica Seara Fundarora de Humanas Salud Organizacional

La Salud en la empresa ¿De quién depende, sólo del trabajador o también es responsabilidad de la empresa? ¿Cuándo se dice que una empresa goza de buena salud?

La salud es cosa de uno, si tú no cuidas tu salud ni la valoras, nadie lo va a hacer por ti. Ahora bien, la empresa debe facilitar por ley (LEY 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales) ese espacio de trabajo donde no se ponga en riesgo tu salud y al mismo tiempo donde se fomente un estilo de vida saludable, ética empresarial.

Generalmente, cuando decimos que una empresa goza de buena salud, lo que a todos se nos viene a la cabeza es la salud financiera, una empresa con buena salud es que va bien, pero no caemos en que para que esto suceda la salud de sus empleados es la que va bien, y no hablo de empresas que se dedican a la especulación, que probablemente tengan suculentos beneficios económicos a costa de la salud de sus trabajadores.

¿Qué cualidades debe tener el empleado/a saludable?

Un empleado saludable tendrá pasión por lo que hace, lo que nos lleva a que será una persona motivada, autodisciplinada, resilente, proactiva, optimista.

¿Qué le falta al mercado de trabajo para construir más y mejor empleo?

Bueno, si resuelvo esta pregunta creo que podría presentarme a las próximas elecciones para presidente del gobierno. Partimos de que apenas se está construyendo empleo, y el poco que se genera no es de calidad. Para cambiar esta tendencia mi idea es que debemos aportar valor a todos los stakeholders como organización, creo que en nuestro país las empresas no son buenas, sino que la competencia es peor y por eso siguen adelante, pero en un mercado cada vez más global y competitivo toca diferenciarse; cliente interno y externo, proveedores, sociedad, medio ambiente…para ello también debe haber un cambio de mentalidad en la población, que será pagar por ese producto o servicio que realmente aporte valor y contribuya a crear una sociedad más justa y saludable, y para ello será preciso recuperar unos valores morales y ética empresarial.

Entrevista a Mónica Seara Fundarora de Humanas Salud Organizacional¿Cómo definiría la empresa modélica del siglo XXI?

Evidentemente apuesto por las empresas saludables, éticas y conscientes. Cada vez más la tendencia es gestionar intangibles, y el mayor intangible de las compañías son las personas. Debemos cuidar la salud de las personas, la riqueza de las empresas depende de ellas. Ha llegado el momento del humanismo empresarial.

Defina situaciones de estrés de un trabajador y ¿Cómo ayudan a las empresas a resolverlo?

Dentro de una organización se pueden dar muchos factores que generen estrés, como el aumento de carga de trabajo, el mal reparto de tareas, el apremio de tiempo, la mala comunicación, falta de planificación, la inseguridad laboral, la precarización, la falta de flexibilidad y conciliación, la falta de recursos, mala definición de procesos… para combatirlos las empresas pueden resolver muchos de ellos formando y capacitando a sus trabajadores, mejorando la comunicación a todos los niveles, siendo coherentes en lo que transmiten y ejecutan, velando por la salud y bienestar de sus trabajadores, ayudando a conciliar, potenciando el crecimiento personal y profesional de sus empleados…

Entrevista a Mónica Seara Fundarora de Humanas Salud Organizacional

¿Cómo se combate la falta de motivación de los trabajadores?

La motivación es algo intrínseco a la persona, cuando hablamos de motivar a los trabajadores nos referimos más bien a incentivar, a despertarles o sembrar una ilusión nueva para que tengan ganas de hacer las cosas, incluso enseñarles a que se motiven y apasionen con lo que hacen. Lo que sucede con el trabajo es muy parecido a lo que sucede con las relaciones, todos comenzamos muy ilusionados, pero después la rutina, las expectativas que no se cumplen, los malos entendidos acaban haciendo mella y terminamos desmotivados y resignados, qué hacer para que esto no suceda?, valorar lo que tienes, cuidarlo, mimarlo, hablar de lo que necesitas, cultivar el amor… y todo esto es aplicable también a la empresa, a fin de cuentas es una relación, laboral, pero relación.

La gestión de los talentos. Existe alguna pista sobre cómo gestionar la diversidad en las empresas para que todo vaya mejor.

Una forma sana de gestionar la diversidad cultural, generacional, religiosa o de sexo es el respeto, dejar a un lado nuestras creencias sobre el otro y estar abiertos y receptivos a lo que puedan aportarnos, escuchar con humildad, aprender a cooperar para así enriquecernos todos, aceptar las diferencias porque no somos distintos, todos somos personas.

Es cierto que a veces los problemas de las empresas viene porque hay una falta de liderazgo o un liderazgo no reconocido. ¿Cómo se combate?

La falta de liderazgo o un mal liderazgo son fatales para las empresas, ser jefe no implica ser líder. El autoconocimiento es vital para ser un buen líder, conocerse a sí mismo para así después poder conocer a los demás, y sacar de este modo lo mejor que las personas puedan aportar a la organización

El liderazgo no reconocido suele estar ligado a puestos de trabajo que no tienen responsabilidad, pero en los que existen personas que son líderes naturales, sería importante contar con ellos en la operativa de la organización.

¿Qué se puede hacer en estos casos? ¿Está ligado a la falta de inteligencia emocional por parte de los directivos de la empresa?

El autoconocimiento requiere de un trabajo personal, muchas veces duro, hay que desmontar el ego para llegar a la esencia de cada uno, a lo que verdaderamente somos.

Cuando le preguntas a una persona quién es, muchas veces te dice lo que hace, soy director general de tal empresa, se ha identificado con lo que hace y ha perdido de vista su identidad personal. La inteligencia emocional es una asignatura pendiente para muchos de nosotros, no es algo que nos hayan enseñado desde pequeñitos, al contrario, adquirimos cantidad de conocimientos en nuestra formación y se habla poco de emociones y resulta que un día te das cuenta que estás trabajando con personas, y gestionar personas es gestionar emociones.

Su trabajo consiste en solucionar problemas en el ámbito de la empresa ¿No? Ponga un ejemplo de caso de éxito que ustedes gestionaron.

Lo que para la empresa es un problema para nosotros es la oportunidad que ellos tienen de mejorar, nosotros les damos pautas y acompañamos en ese proceso de mejora

Nos llamó una empresa que había tenido un mal año, con despidos y con aumento de la carga de trabajo para los que quedaban, el Manager nos decía que la gente después de esto estaba desmotivada y estaba inquieto de que la cosa empeorara sino se hacía nada y llegaran incluso a no ser sostenibles.

Realizamos una evaluación de clima laboral y una encuesta de feedback 360º a los managers para tener datos de partida y ver qué acciones se ajustaban a sus necesidades, después comenzamos a ejecutar acciones de formación (motivación, comunicación eficaz, gestión del estrés, gestión del tiempo…) aunque lo que más valora el manager es el compromiso de sus trabajadores en este tiempo y las candidaturas espontáneas que está teniendo al haber introducido esos cambios en la organización.

Entrevista a Mónica Seara Fundarora de Humanas Salud Organizacional¿Qué valor añadido aporta Humanas al desarrollo empresarial?

Una nueva visión de la gestión de la organización, mejoramos la productividad de la empresa cuidando de los trabajadores, no exprimiéndolos más. Son las personas las que dan valor a las empresas, cuanto mejor estén nuestros trabajadores, más beneficios tendremos todos. Un trabajador feliz es un trabajador productivo, creamos ese ambiente saludable donde las personas sigan desarrollándose, se sientan realizadas y que contribuyan con su trabajo a generar valor en la sociedad.

El valor de emprender. Su propia experiencia en Humanas. ¿Le costó mucho llegar al nivel en el que está ahora? Una anécdota…

Creer en lo que haces, ser constante y tener paciencia, porque yo no sé si llamarle emprender, diría más que soy una saltadora de obstáculos muy buena.

Llegar hasta aquí no deja de ser el resultado de toda la vida, Humanas aglutina una trayectoria de formación continua, de experiencia profesional, y de experiencias vivenciales, además de toda la ilusión por poner en valor otra forma de hacer las cosas y obtener resultados excelentes.

Anécdotas en estos años de Humanas tengo infinitas, pero lo mejor son las personas que han ido apareciendo a mi lado porque les gustaba la idea y querían trabajar en Humanas, esto no lo hubiera imaginado en el minuto uno, somos todos muy diferentes pero cada uno enriquece el proyecto, y lo mejor es que disfrutamos con lo que hacemos.

Su mensaje para directivas y empresarias

Les diría que sean ellas mismas, estamos en una sociedad gobernada por hombres, en los negocios no es distinto, la energía que gobierna todo esto es masculina, las mujeres aunque no parezca nos desgastamos si asumimos roles masculinos para entrar en este juego, así que utilizar la energía femenina es todo un reto para nosotras mismas porque socialmente nos hemos acostumbrado a operar en modo masculino, así que yo apuesto por recuperar nuestra esencia, la femenina, y ser auténticas!

Y ahora unas preguntas cortas:

-Un autor/a que le haya marcado: 

Mario Alonso Puig, me gusta como transmite se ve apasionado con lo que hace, entrelaza sus experiencias como médico al mundo del crecimiento personal, me parece coherente y siempre tiene una sonrisa.

-Una experiencia profesional crítica por la que haya pasado y cómo lo superó 

El estrés que estaba sufriendo en el trabajo me llevó a entrar casi muerta en el hospital cuando disfrutaba de unos días de vacaciones, así aprendí en un minuto las consecuencias negativas del estrés, después comencé a estudiar cómo funcionaba, y finalmente probar distintas herramientas para gestionarlo y no volver a experimentar sus efectos.

-Un consejo a un/a empresaria/o

¿Consejos? No me veo yo con la autoridad moral para dar consejos a nadie… ahora bien, como recomendación, a los empresarios; que cuiden de sus trabajadores, sin ellos no hay empresa.

-Una recomendación a las Instituciones públicas

A las instituciones públicas, que faciliten la conciliación, está asumido socialmente que si hay que cuidar de otras personas serán las mujeres, pero no se facilita si éstas trabajan que esto suceda, al final las mujeres no pueden conciliar, acaban renunciando porque se ven sobrepasadas. Nos estamos olvidando de que es necesario que nazcan niños, pero las tasas de natalidad son más bajas que nunca, la mujer se enfrenta a perder su puesto de trabajo, esto a un hombre no le sucede, sigue sin existir igualdad real, los costes para fomentar la conciliación y natalidad debería asumirlos el estado, no el empresario, de este modo sería más fácil para todos, tenemos una visión cortoplacista…no invertimos dinero ahora para conciliar pero después nos asustaremos de que no hay jóvenes para pagar nuestras pensiones.

Si quieres seguir a Mónica Seara aquí sus enlaces:
http://www.humanas.es/
https://www.facebook.com/humanassaludorganizacional/
https://twitter.com/HumanasSO
https://plus.google.com/+HumanasEs/posts

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter