Elena Maestre: «El perfil polivalente e integrador de las enfermeras es lo que buscan las empresas»

Tras la celebración del congreso sobre salud, bienestar y empresa centrado en las mujeres directivas y empresarias Women 360⁰, que contó con la colaboración del COIB, hablamos con la enfermera, dietista nutricionista y especialista en e-learning y gamificación Elena Maestre sobre su participación en el encuentro y, también, del papel de las enfermeras en las empresas y de la capacidad para innovar y emprender.

«El perfil polivalente e integrador de las enfermeras es lo que buscan las empresas» Elena Maestre

Elena MaestreElena Maestre González es enfermera, dietista y nutricionista humana y especialista en e-learning y gamificación. Con una amplia formación, cuenta con una trayectoria profesional extensa como profesora en escuelas de cocina y asesora en dietética.

Ha colaborado con la Bullifundation junto al chef Ferran Adrià elaborando y supervisando textos. Tras realizar el máster sobre e-learning y TIC en la Universitat Oberta de Catalunya, realiza su doctorado sobre la misma temática y es coordinadora docente de másteres de la Universitat de Barcelona.

Además, es consultora en EducaciOnline y ejerce como dietista y asesora en dietética en el Centro de asesoramiento en Dietetica y Nutrición DN.

 

  • Tienes un perfil muy polivalente que va desde los cuidados enfermeros, la nutrición y la dietética hasta las TIC, el e-learning o la gamificación. ¿Qué te ha llevado a continuamente estar innovando y emprendiendo nuevos proyectos?

Cuando empecé ejerciendo como enfermera asistencial me di cuenta de que una de las carencias formativas que tenía era la parte nutricional y decidí hacer la diplomatura en nutrición.

Una vez ya tenía los conocimientos, fui consciente de que a pesar de tener los recursos y conocimientos sobre alimentación, la gente no los seguía porque muchas veces no les llegaba bien la información y me quise centrar en la divulgación para aprender a explicar de forma que la gente lo entendiera.

Hice docencia en la universidad pero la manera tradicional no me acababa de funcionar bien y busqué herramientas para hacer llegar aquello que quería a la gente. Una de estas herramientas que encontré fue la tecnología y, en concreto, las TIC (redes sociales, vídeos, infografías…) y como estaba en la facultad de pedagogía, también acabé tocando la gamificación, que consiste al explicar contenidos a través de estructuras de juegos ya conocidas.

Es una de las cosas que más utilizo para explicar a mis alumnos del grado de Enfermería. ¡El aprendizaje pasa a ser una cosa divertida! Por ejemplo, jugamos con los nutrientes como si fueran juegos de cartas y esto genera mucha motivación, buscar estrategias para ganar y mejora la capacidad de memorización de los alumnos.

La parte de pasárselo bien es muy importante porque el mensaje sea motivador y tenga aceptación. A todas mis conferencias también hay un componente lúdico y festivo. En la universidad también innovo con aspectos docentes a través de proyectos innovadores.

  • Durante tu participación en el Women 360º Congress fuiste una de las ponentes de la mesa redonda de salud integral donde dio múltiples consejos prácticos para mejorar los hábitos de salud en la vida cotidiana. ¿Nos puedes explicar los más destacados?

Hablé de los ejes para tener una vida saludable, que son la actividad física, la alimentación y el bienestar— entendido este último como sentirse bien con un mismo, al tener recursos para controlar el estrés o la angustia, etc. Eso sí, no tienen que ser obligaciones ni tienen que ser difíciles de llevar a cabo, tienen que estar integrados en la vida cotidiana y tienen que ser divertidos.

Tenemos que incorporar pequeños cambios para hacer una vida activa—que no es lo mismo que hacer ejercicio físico— y pensar “me gusta hacerlo, no es una obligación”. No somos ‘superwomen’ y no podemos estar en todas partes, sobre todo con cargas familiares. Por ejemplo, una manera de hacer ejercicio físico si no tenemos tiempo de ir a un gimnasio es incluir pequeños cambios en el trabajo para una vida más activa.

Entre ellas, en lugar de llamar un compañero, nos podemos desplazar para hablarle, podemos subir y bajar escaleras, usar una pelota de fitness para sentarnos y mejorar la salud de la espalda… Con la alimentación, tenemos que aplicar lo mismo.

No hay que hacer dietas muy estrictas si no nos apetece, sino elegir alimentos buenos y que sean divertidos. Todo lo que ya no es una obligación, las cosas que son divertidas o que nos apetecen, nos dan fuerzas.

  • Durante el Women360 se ha hecho un llamamiento a empresas más saludables y la necesidad de prestar especial atención a la salud de las mujeres profesionales. ¿Cómo crees que pueden contribuir las enfermeras de salud laboral en este sentido?

Podemos contribuir a hacer empresas más saludables si somos capaces de transmitir a la empresa nuestra manera de ver las personas de forma integral. En primer lugar, si cuando hacemos la demanda, la empresa nos valora y entiende que nuestras aportaciones son importantes y permiten mejorar la productividad de la empresa. Y en segundo lugar, cuando hagamos esta demanda, tenemos que poder demostrarlo basándonos en la evidencia científica, ya sean estudios o referentes de otras empresas que hayan hecho prácticas similares para de este modo demostrar que tiene un valor importante.

En general, hacemos las cosas muy bien pero muchas veces no nos creemos que lo hacemos tan bien

  • ¿Qué crees que puede ayudar a que haya más enfermeras que innoven y emprendan? ¿Faltan referentes o espacios para ayudar a que se creen?

Fundamentalmente es el apoderamiento, que nos creamos como colectivo que tenemos estas capacidades. En general, hacemos las cosas muy bien pero muchas veces no nos creemos que lo hacemos tan bien. Y relacionado con esto, también nos faltan referentes porque si no nos lo creemos, no tenemos personas referentes.

A esta característica de nuestra profesión, también se suma el hecho de que las enfermeras somos un colectivo mayoritariamente femenino en un mundo de hombres y nos falta visibilidad.

Piensa sino en otros colectivos como cocineros o peluqueros donde la mayoría son mujeres pero los que tienen más notoriedad son hombres. A menudo tenemos que reivindicarnos y demostrar nuestro trabajo más que un hombre.

  • ¿De qué manera crees, por tu propia experiencia, que las enfermeras pueden aportar a la empresa desde el punto de vista de la innovación y del emprendimiento?

Por nuestra formación, las enfermeras vemos a la persona de una manera global. A pesar de que tenemos una formación muy especializada, tenemos la capacidad de ver la persona desde ámbitos diferentes.

Esto aplicado a una empresa es una oportunidad porque somos los profesionales que podemos ver la persona en toda su globalidad y nos permite hacer de nexo de unión o de coordinadoras entre las partes especializadas.

Como profesionales, somos integradoras y polivalentes, vemos las cosas desde otras perspectivas y esto es el que buscan la mayoría de empresas porque no es la manera habitual de funcionar.

Desde el punto de vista de la innovación y del emprendimiento, tenemos un perfil que desearía cualquier empresario de cualquier sector: integradoras de la totalidad y con una visión amplia.

  • En el Women 360º Congress también se puso de manifiesto que las enfermedades cardiovasculares causan un tercio de las muertes en las mujeres trabajadoras. ¿Qué papel crees que tiene la enfermera como agente de promoción de la salud?

Las enfermeras tienen un papel importantísimo en la promoción de la salud porque son las profesionales de la salud que dan consejos prácticos sobre actividad física, nutrición y bienestar a las personas.

Por lo que refiere a la prevención de las enfermedades cardiovasculares, hay aspectos de género los cuales las enfermeras tienen que ser conocedoras y que no salen en los libros de texto.

Muchas de las muertes por enfermedades cardiovasculares no se detectan porque muchas veces las mujeres manifiestan la sintomatología de la enfermedad cardiovascular diferente a la de los hombres.

El típico infarto que se manifiesta con un dolor opresivo en el brazo izquierdo no se suele dar en mujeres sino que es más común que una mujer tenga dolor en la boca del estómago. Este hecho en las urgencias a menudo se trata con un ansiolítico. Las enfermeras tienen que ser capaces de verlo.

La mesa de Salud Integral en la que participó en el Women 360° Congress estuvo patrocinada por Vitae Natural Nutrition. Es un laboratorio que desarrolla productos naturales basados en la ciencia y la tecnología nutracéutica, diseñados para activar y regular los procesos biológicos del cuerpo manteniendo y alargando su funcionamiento.

 

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter